Basílica de San Pedro

La Basílica de San Pedro, una de las iglesias más grandes del mundo, es el centro santo de la Cristiandad.

La Basílica, construida en el lugar del martirio de San Pedro y hoy parte del más pequeño estado del mundo, la Ciudad del Vaticano, ha visto la colaboración de grandes artistas como Miguel Ángel, Bramante y Bernini que se ocuparon de la renovación, entre el 1500 y el 1600, de la pequeña Basílica de San Pedro, construida en el siglo IV por el emperador romano Constantino el Grande.

Bramante, responsable de la renovación total del edificio, dio a la nueva basílica un estilo renacentista y, inspirado en el Panteón, diseñó una cúpula circular en el centro de una estructura de cruz griega apoyada por cuatro pilares.

La cúpula más tarde fue rediseñada por Miguel Ángel, para proporcionar una forma ovalada. Incapaz de completar el trabajo, uno de sus alumnos, Jacopo Barozzi da Vignola, llevó a cabo la construcción después de su muerte. Sin embargo, la cúpula, después de algún otro cambio desde el proyecto inicial, fue completado por Giacomo della Porta junto con Domenico Fontana.

Carlo Maderno, sobrino de Domenico Fontana y Bernini, completarán la construcción de la fachada y el embellecimiento del interior de la Basílica, marcando la transición a la arquitectura barroca, con dimensiones sorprendentes, creatividad y armonía. Esto convertirá a la Basílica aún más en un modelo para Roma y el mundo entero.

RECOMMENDED TOURS: